Larvas de escarabajo de navidad (anoplognathus viridiaeneus)

Las larvas del escarabajo de navidad, un hermoso espécimen de la familia de los Scarabaeidae, de color marrón dorado, son un bocado muy popular entre los aborígenes australianos.

Las larvas del escarabajo de Navidad (Anoplognathus viridiaeneus), comúnmente consumido por los aborígenes de Australia, han llamado la atención del mundo occidental desde 1842, cuando Frederick Hope escribió sobre su consumo: «En caso de que esta opinión se corrobore aún más, y los alimentos resulten sabrosos y sanos, el colono, desde el punto de vista de la política, debería patrocinar como alimento a estas delicadas delicias tan apreciadas por los australianos salvajes, y, de este modo, asegurar las cosechas de los años venideros, alimentándose de los insectos capaces de destruirlas….».

Características

El escarabajo emerge en verano, hacia finales de diciembre, de ahí que en inglés se le llame comúnmente Christmas beetle, escarabajo de Navidad.

Tienen pequeñas púas en las patas, y los gusanos tienden a comer en las raíces de la hierba, convirtiéndolos en el enemigo de los jardineros de las Antípodas, que odian las manchas marrones resultantes en sus encantadores céspedes.

Afortunadamente para ellos, pero tristemente para todos los demás, la especie está en serio declive en respuesta al desarrollo de Sydney como una ciudad importante en su territorio, por lo que tal vez sea mejor que se conserven como una rara delicia festiva.

La subespecie anoplognathus es bastante difícil de identificar a menos que se cuenten los pelos individuales de su parte trasera – una fuente de risas interminables para los entomólogos.

Sabor

Sabor mohoso y con un ligero sabor a huevo.

Hábitat y ubicación

Los encontramos en Australia habitando en madera podrida para las larvas; los adultos se deleitan con hojas de eucalipto.

Peligros

Ninguno registrado.

Como se cocinan

Puede ser salteado o asado sobre carbón caliente.