¿A que saben los insectos?

¿Te gusta el sabor de un delicado queso de cabra azul? Esto es un poco a lo que saben los Escamoles; se comen en México desde por lo menos la época de los Aztecas y ahora se están volviendo populares en los Estados Unidos y en Europa. Podría decirse que es caviar…. de una fuente ligeramente diferente.

escamoles con mantequilla y epazote
Escamoles con mantequilla y epazote

Parece que en realidad hay una gran variedad de sabores y gustos extraordinarios que la gente se está perdiendo, sólo porque las sociedades occidentales no son grandes en insectos comestibles. Muchos son muy ricos en grasa, y aunque no todos lo admitamos, sabemos que las cosas con mucha grasa tienden a ser deliciosas. La buena noticia es que los insectos son una fuente de grasas «buenas» – omega 3 y otras.

La oruga bruja  es consumida por los aborígenes en Australia. Está lleno de ácidos grasos, especialmente omega-9, y es un manjar muy apreciado. Cuando se tuesta al fuego, la piel se cruje como la del pollo asado, y se dice que la carne sabe a almendras o a mantequilla de cacahuete.

hormiga del limón
Hormiga limón

Hay una gran variedad de especies que se cocinan de maneras totalmente diferentes, y eso es lo que creemos que es tan emocionante.

El mundo de los insectos comestibles es vasto. Nadie puede decir los insectos saben así o asa – sería como decir que todos los mamíferos saben igual. Se dice que ciertas hormigas saben a limoncillo. Las larvas del escarabajo Capricornio son aparentemente similares a «un dulce y aceitoso trozo de camarón». Los gusanos de mesa y otras larvas a menudo se describen como de un abor anuezado o como semillas tostadas – esto tiene sentido dado el alto contenido de grasa de estos alimentos.

Existe una increíble diversidad de insectos como alimento. Hay una gran variedad de especies que se cocinan de maneras totalmente diferentes, y eso es muy emocionante.